Aprender Jugando

familia jugando

El aprendizaje infantil tiene una capacidad asombrosa de adquirir nuevos conocimientos. Sobre todo en la etapa infantil de 0 a 3 años, en la cual, se tienen más interacciones neuronales. Esas interacciones en esta etapa son múltiples, con lo que el niño puede asimilar, adquirir y aprender de forma mucho más rápida que en otra etapa y con un esfuerzo muy pequeño.

En la siguiente etapa, correspondiente a la edad de la escolarización de infantil y primaria, esas interacciones se reducen pero siguen produciéndose muchas más, en comparación al cerebro de un adolescente o adulto. Por eso es muy importante, aprovechar esas interacciones para que aprendan más fácilmente y que ese aprendizaje perdure en su cerebro.

¿Y como conseguimos que aprendan de forma divertida? Pues a través de los juegos de mesa. Aprender jugando produce mucho más placer, que estudiar y a la misma vez, podemos fomentar su desarrollo cognitivo. Aprender jugando tiene numerosas ventajas, a nivel cognitivo, a nivel social y a nivel personal.

Ventajas de Aprender Jugando

  1. Mejora el desarrollo cognitivo: Dentro de la cognición tenemos diferentes áreas, que según que juegos podemos potenciar. Como la atención, memoria, percepción, orientación…
  2. Fomenta las habilidades Sociales: Los niños a través del juego se relacionan tanto con sus padres y sus hermanos en el ámbito familiar, como con otros niños. Lo que le beneficia y fomenta las habilidades sociales. Les hace más participativos, aprenden a trabajar en equipo, fomentamos la cooperación. Con lo que creamos relaciones más sanas y aprendemos a escuchar.
  3. Capacidad para expresar los sentimientos: Jugar crea situaciones que provocan ansiedad, estrés , conflictos, las cuales les impulsa a expresar más sus sentimientos y aprender que sienten en cada momento.
  4. Fomenta el Vocabulario y la forma de expresión.

5 Juegos para aprender

  1. Memory: Es un juego básico, fácil, rápido y divertido. Donde hay que buscar parejas de iguales, el que más parejas encuentre gana. Este juego nos fomenta los procesos cognitivos básicos, como la atención, percepción, memoria, rapidez… Como cada juego hay que cumplir normas y trabajamos la frustración a perder.
  2. Dobble: Es un juego donde hay que buscar elementos en común de la propia carta y la del mazo, quien obtenga más cartas gana. Este juego trae unos 5 micro juegos dentro de sus instrucciones. Todos tienen en común trabajar la atención, rapidez visual, percepción, habilidades motoras y lingüísticas.
  3. Palabrea: Juego donde el mazo de cartas, nos indica la palabra que tenemos que encontrar en nuestra mente, el color nos indica la categoría y la letra por la que tiene que empezar. Creación de palabras, recuperación de palabras, razonamiento verbal.
  4. Story cubes: Es un juego muy fácil, donde tiramos los dados y según los iconos que nos toquen tenemos que narrar una historia. Con este juego fomentamos la expresión lingüística, formación de palabras y frases, imaginación, razonamiento verbal y la lógica.
  5. Laberinto Mágico: Se monta un tablero que no veremos, tiramos los dados y tenemos que llevar nuestro tótem hasta la insignia que tenemos que obtener. No es tan fácil, estamos dentro de un laberinto y hay sitios donde no podemos pasar, hay que recordar por donde tenemos la vía libre y ganar todas las insignias posibles. Aquí trabajamos la memoria, orientación espacial, atención y percepción.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×