¿Qué estilo de comunicación tienes?

que estilo de comunicacion tienes

En la comunicación podemos encontrar tres estilos básicos: el estilo pasivo, asertivo y agresivo. ¿Qué estilo de comunicación tienes? Según con cuál te identifiques tendrás una serie de consecuencias para ti y los demás.

La comunicación asertiva se relaciona con la alta autoestima y mejores habilidades sociales, podemos decir que este estilo comunicativo defiende nuestros derechos personales, fomenta la expresión de nuestros sentimientos y emociones, preferencias y opiniones en diversos ámbitos. Esta expresión de los derechos se realiza respetando en todo momento los derechos de los demás. Se trata de tener en cuenta que tanto tú como el de enfrente saldréis ganando, defendemos nuestros derechos pero no a toda costa ni a cualquier coste, tampoco manipularemos a los demás, se trata de generar una mejor comunicación promoviendo el autoestima y empatía hacia los demás.

¿Cómo son los diferentes estilos comunicativos?

Personas Pasivas:

  • Por lo general, les cuesta conseguir lo que se proponen.
  • Se sienten abatidos, infelices y con ansiedad.
  • Son fácilmente marginados y apartados.
  • Dejan que los demás tomen las riendas y eligen por ellos.

Personas Agresivas:

  • Se imponen ante los derechos de los demás.
  • Acaban consiguiendo sus objetivos a costa de los otros.
  • Suelen estar a la defensiva y pueden usar la humillación para con los demás.
  • Son impredecibles y explotan fácilmente.
  • Imponen su opinión ante la de los demás.

Personas Asertivas:

  • Defienden sus propios derechos y respetan a los otros.
  • Practican la escucha activa.
  • Llegan a sus metas sin dañar a los demás.
  • Se encuentran bien con ellos mismos y tienen una gran confianza en sí mismos.
  • Expresan emocionalmente y son sociables.
  • Son capaces de tomar decisiones y elecciones por sí mismos

¿Cómo son las personas no asertivas?

Para saber qué estilo comunicativo tienes, a veces es necesario conocer cómo son las personas que no son asertivas, entenderemos mejor su comportamiento así como las actitudes que lo caracteriza.

La persona no asertiva puede ser excesivamente complaciente para con los demás con el miedo de hacer daño u ofender al otro. Además, suele ser introvertido ante superiores o figuras de autoridad. Entiende cualquier desacuerdo como una lucha en la que se puede “ganar o perder”, por lo que al final no acaba expresando bien lo que siente, suele querer que los demás den por hecho lo que pasa dentro de sí.

Para saber qué estilo de comunicación tienes, tenemos primero que ganar conciencia de nuestras reacciones con los demás. Puedes hacerte más consciente de esta forma de actuar haciendo este test. Y para saber cómo reaccionas, puedes hacer este ejercicio tan sencillo: escribe en un papel una situación en la que te comportaste agresivo, asertivo y pasivo, y responde a estas tres preguntas en los tres casos.

  • ¿Qué ocurrió?
  • ¿Qué hiciste y qué es lo que dijiste y cómo?
  • ¿Cómo te hubiese gustado actuar y decir?

¿Qué consecuencias positivas tiene el ser asertivo?

  • Favorece la comunicación con los demás, y disminuye la probabilidad de que los otros nos entiendan erróneamente.
  • Nos ayuda a tener más y mejores relaciones sociales.
  • Ayuda a promover las posibilidades de conseguir lo que queremos.
  • Discutiremos menos frecuentemente con los demás.
  • Aumenta nuestra autoestima.
  • Genera emociones más agradables, en nosotros mismos y con los otros.
  • Todos los que se rodean de la persona asertiva, obtienen una comunicación clara y sin manipulación, fomentando el sentimiento de respeto por ambas partes.
  • La persona asertiva se conoce más a sí misma, sabiendo qué quiere y siente en cada momento.
  • Tiene una aceptación incondicional a sí mismo, hace que no dependa de la aprobación de los otros.
  • Sabe gestionar mucho mejor sus emociones y las de los demás.
  • Es más tolerante con los cambios y situaciones inciertas.
  • No exige, pero tampoco se autoengaña de que las cosas no le afectan.
  • Lucha por conseguir lo que quiere, a sabiendas de sus propios límites.
  • Da una imagen de transparencia y autenticidad, porque sabe lo que quiere y es coherente con su comunicación.
  • Sabe relacionarse con personas a todos los niveles, ya sean familiares, amigos, jefes, personas desconocidas, etc.
  • No espera a que los demás adivinen sus peticiones, sino que sabe expresarlas claramente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×